Los filipinos comenzaron a inmigrar a España en los anos 60 y 80, la mayoría mujeres que venían a trabajar de servicio doméstico. A lo largo de los anos fueron reagrupándose. Mas tarde empezaron a trabajar en el sector de la hostelería y restauración empezando a formar generaciones de filipinos nacidos en Cataluña.

Es una comunidad muy trabajadora, muy orientada a la familia sobretodo hospitalaria.  La familia es muy importante para ellos, incluyen a  abuelos, tíos, primos y a otras relaciones no sanguíneas tanto padrinos o amigos muy cercanos como parte de ella.

Los niños tienen varios padrinos, cuando los padres no están son los abuelos quienes cuidan de los pequeños.  

Son tan sacrificados que dedican muchas horas en sus trabajos para poder dar los mejor a sus hijos que es la educación, llegando a un punto que los mismos padres no pueden dedicarle tiempo a sus hijos.

Esto en Filipinas es normal, ya que, si  no están los padres están el resto de la familia que si podrán cuidar de los niños. Pero fuera de Filipinas esta conducta no siempre es posible, por no tener el resto de miembros de la familia en el país.

La falta de atención a los menores (no todas las familias) hace que estos crezcan sin ninguna base familiar en el hogar, derivando a la descolarización, drogas (en especial el 'Shabú'), malos tratos, etc.  

La gran mayoría (los mayores sobretodo y nuevos avenidos) no saben hablar o entender bien en catalán y castellano. Saben comunicarse, pero a la hora de llegar a conversar en temas especializados se nota la falta de confianza en tratar según que temas, lo cual, prefieren evitarlo . Esto les hace estar mas en contacto entre compatriotas, lo que dificulta la integración a la sociedad.

De ahí, existe algunos choques culturales y  en la integración con la cultura local.

Existen diferentes clases sociales como en todos los países. En Cataluña, hay mucha clase trabajadora e incluso al borde de la pobreza.

En general, la Comunidad filipina están orgullosos de su comunidad, tradiciones, costumbres, gastronomía, país y su gente.

No le gusta causar problemas ni los conflictos y es por eso que algunos llegan a dar la espalda a los asuntos o casos que puedan dañar la imagen del colectivo.

© 2020 by Eamiss.com

Eamiss 
Carrer de la Lluna, 7 Local 08001 Barcelona
E-mail: info@eamiss.com
T: +34 931 40 32 46

También en

  • Facebook App Icon